Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Rotura antes del derbi

Rotura antes del derbi
Rotura antes del derbi
El miércoles llega el derby definitivo. El decisivo. El 8º de la temporada entre Madrid y Atlético sin que ninguno haya terminado en victoria...

| ©Getty Images #470223818

El miércoles llega el derby definitivo. El decisivo. El 8º de la temporada entre Madrid y Atlético sin que ninguno haya terminado en victoria blanca. Y llega en un momento de miedo. De preocupación, porque el Madrid ganó contra el Málaga y sigue persiguiendo al Barça pero las sensaciones post-partido eran de derrota.

Luka Modric no jugará más esta temporada. El croata vio confirmados ayer los peores augurios y certifica una temporada horrible. Ya había estado KO desde noviembre hasta marzo, coincidiendo con la bajada de juego de su equipo. Fue durante su ausencia cuando el madridismo aprendió a valorarlo y se dio cuenta de su peso en el equipo. De hecho el momento de duda blanco se ha resuelto deprisa cuando Modric ha reaparecido.

Una rotura que será de difícil composición aunque si hay algún experto en encajar piezas es Carlo Ancelotti

Pero el miércoles no estará. Ni el miércoles ni en Vigo el domingo ni en ningún partido más de liga. Y claro, esto ha generado mucho sudor frío. Más aún si tenemos en cuenta que no es el único damnificado del duelo ante el Málaga.

Tampoco Gareth Bale parece que llegue al derbi. El galés duró 3 minutos en el terreno de juego por problemas en el gemelo y se suma a la lista de ausencias con Modric y Marcelo, sancionado. Todo ello demasiado duro para un Madrid que antes del partido de ida confiaba en marcar en el Calderón y veía, por primera vez, todo el equipo disponible para afrontar el tramo final de temporada.

Y ahora, de repente, pierde piezas básicas antes del 8º derbi. Una rotura que será de difícil recomposición aunque si hay algún experto en encajar piezas es Carlo Ancelotti. O encuentra la manera de cuadrar el rompecabezas y gana por fin un derbi o la quiebra grande estará por llegar. Y esta ya no la podrá arreglar él. Probablemente ya no estará.