Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Los retos del Barça 2015/16 - El 1º año sin Xavi en el centro del campo (IV)

El paso adelante de Iniesta y Busquets, el mestizaje de Rakitic y Arda Turan o las apariciones de Messi

Los retos del Barça 2015/16 - El 1º año sin Xavi en el centro del campo (IV)
Los retos del Barça 2015/16 - El 1º año sin Xavi en el centro del campo (IV)

El paso adelante de Iniesta y Busquets, el mestizaje de Rakitic y Arda Turan o las apariciones de Messi

Xavi Messi

| #477381681 Getty Images

La principal novedad en la zona del centro del campo es que por primera vez en 17 temporadas Xavi Hernández no aparecerá en los pósters del Barça. El capitán azulgrana puso fin a una etapa espectacular dando lecciones de la fórmula Barça y convirtiéndose en el ejemplo más nítido de cómo debe jugar un centrocampista. Inteligencia, técnica, posicionamiento, llegada, gestión de los espacios, control del partido y un largo etcétera de atributos es lo que aportaba Xavi desde el punto neurálgico del juego azulgrana.

Ahora toca convivir con la losa pero con la herencia y el camino marcado que deja el muchacho de Terrassa. Nadie podrá hacer olvidar Xavi pero todo el mundo recordará como jugaba. Iniesta es el relevo natural para galones y completará un centro del campo donde Busquets tendrá más importancia, Arda Turan y Rakitic aportarán versatilidad y Rafinha y Sergi Roberto buscarán un sitio. Sin olvidar que Leo Messi pisará cada vez más esta zona en su evolución de futbolista total.

El paso adelante de Iniesta y Busquets

En la temporada anterior, Xavi ya tuvo un rol menos importante en el juego del Barça pero era la figura de confianza de Luis Enrique a la hora de dormir los partidos. Lejos de la estridencia de los 3 indomables, la verticalidad de Rakitic y las rápidas apariciones de Jordi Alba; el equipo necesitaba en ciertos momentos una dosis de calma. Ahora, los responsables de aportar pausa y que todo se vuelva en una ida y vuelta peligrosa son Iniesta y Busquets. Los 2 son unos amantes de la posesión y deben asumir el rol de saber madurar los partidos.

Iniesta firmó una temporada de menos a más y necesita ganar en regularidad para ser el gran líder de la zona de medios. Tiene un talento único y regala caramelos como nadie. Ahora debe asumir un nuevo papel dentro del equipo y fue el responsable del engranaje del juego azulgrana. Tendrá el apoyo de Sergio Busquets, al que Xavi nombró como su relevo natural, y si los dos saben combinarse, el estilo Made In La Masía todavía tiene muchos años de vida.

El mestizaje de Rakitic i Arda Turan

No se han formado en Can Barça, pero el croata y el turco serán los complementos ideales para aportar el estilo de juego que busca Luis Enrique. Sin rehuir la posesión, ser más verticales. Sin renunciar a la clase, aportar trabajo. Sin dejar de tocar y tocar, correr y correr. La temporada pasada ya vimos una metamorfosis del juego azulgrana en busca de una nueva versión que hiciera el equipo más imprevisble.

Rakitic se adaptó a la perfección a las necesidades de Luis Enrique en el centro del campo. Dejó de ser el segunda punta que brillaba al Sevilla para transformarse en un centrocampista box-to-box en el Barça. En la misma jugada era capaz de hacer una cobertura a Dani Alves y trabajar la zona de Messi que apareció desde segunda fila para marcar un gol importante. Arda llega con el objetivo de aportar un plus de calidad para la zona ofensiva. Tiene un punto más de desequilibrio, sabe aguantar muy bien el balón y puede ser el socio perfecto de los 3 pepinos de delante, como los bautizó Piqué. Y su carácter ganador asegura que el equipo se dejará la piel en los partidos más ásperos del calendario.

Rafinha y Sergi Roberto, por su parte, están ante la última oportunidad de demostrar que pueden tener un sitio en el Barça. El brasileño no fue el líder brillante que vimos en el Celta de Luis Enrique y sólo demostró su calidad en momentos puntuales. El de Reus ya no recuerda aquel centrocampista vertical que brillaba en las categorías del fútbol base y donde se le vio más seguro el año pasado fue como pivote defensivo. Ahora o nunca.

Las apariciones de Messi

Cuando parecía que ya habíamos visto la mejor versión de Messi, el argentino se encargó de desmontar la teoría y mostró una nueva evolución en su juego. Fue el líder en asistencias del Barça y sus apariciones en medio del campo desatascar muchos partidos ante rivales incómodos. Los pases al espacio fueron un gran invento para aprovechar el gran potencial ofensivo y multiplicó su amenaza cuando estaba cerca del área. ¿Rematará o asistirá? El rival sigue teniendo dudas porque nunca sabe lo que hará Leo Messi.

El cambio táctico de Luis Enrique situando Suárez de 9 y Messi más a la derecha significó el clic para ver el mejor Barça de los últimos tiempos. Al argentino se le vio más en las fases de construcción de juego, a diferencia de antes cuando aparecía por culminar. Habrá que ver cómo evoluciona Messi porque es imprevisible pero no se puede descartar que si siente a gusto controlando los partidos desde una zona más atrasada, acabe siendo el heredero perfecto de Xavi.