Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Ibrahimovic, a Rosell: "Quiero ir al Madrid"

El sueco también explica cómo conoció a su agente: "¿Un mafioso? Suena bien..."

Ibrahimovic, a Rosell: "Quiero ir al Madrid"
Ibrahimovic, a Rosell: "Quiero ir al Madrid"

El sueco también explica cómo conoció a su agente: "¿Un mafioso? Suena bien..."

Zlatan Ibrahimovic
Zlatan Ibrahimovic

| ©Getty Images #460253232

Zlatan Ibrahimovic pidió de ir al Madrid a Sandro Rosell, cuando el Barça lo quiso vender. Así lo reconoce el jugador sueco en su libro, la autobiografía "I am Zlatan".

En un avance publicado por el diario Sport podemos leer fragmentos interesantes:

Cuando fichó para el Barça

"Moratti me sorprendió al mostrarse cooperativo. Solo ponía una condición. Quería meterle el dedo en el ojo al Milan y venderme al Barcelona por más de lo que el Madrid había pagado por Kaká. Y eso no son cuatro chavos. Eso significaba que era el segundo traspaso más caro de la historia del fútbol. Y Joan Laporta no tenía problema con ello. Moratti y él llegaron a un acuerdo rápido. Estuve a punto de desmayarme cuando oí las cifras que se movía el traspaso"

Cuando se fue del Barça

"Rosell me dijo:
-¿A qué equipo quieres ir?
-Al Real Madrid-respondí.
Se puso pálido. Dejar ir a una estrella del Barça al Madrid es una gran traición. Rosell aseguró:
-No es posible. Cualquiera opción menos esa.
Estaba realmente temblando. Mino y yo lo tuvimos muy claro. Ahora estamos jugando nuestro partido. Y yo estaba muy calmado: "Me has hecho una pregunta y te doy una respuesta. Y estoy feliz de decirte que en el Madrid es el único equipo en el que me veo jugando. Me gusta Mourinho pero tenéis que llamarles y decírselo a ellos. ¿Está bien?", le dije.
Evidentemente no era su idea (...) El club empezó a negociar con el Milan por el equivalente a 40 millones de libras. Rosell tenía la presión de recuperar el dinero pero si me vendía al Madrid, sería linchado por sus aficionados. No era una situación fácil para él. No me podían mantener en el equipo por culpa de Guardiola y no me podían vender al Madrid. Había recibido un golpe directo a la mandíbula. (...) Empezaron pidiendo 50 millones de libras. (...) Finalmente fui vendido por 20 millones de euros. Gracias a una sola persona, mi precio inicial había caído 50 millones. Y yo podía irme al Milan, que es lo que quería".

Como conoció a Mino Raiola, su agente

"Llamé a Thjis Slegers, periodista de Voetball Internacional, una persona que conocía bien mi manera de funcionar:
-Necesito a un agente. ¿Cuál es el mejor para mí?
-Escucha -me dijo-. Hay dos agentes. Uno es la empresa que trabaja para Beckham. Supongo que son fantásticos. Hay otro hombre pero...
-¿...Pero qué?
-Es un mafioso.
-¿Mafioso?, suena bien...
-Me supondría que dirías esto..."