Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

El Barça presenta una queja a la UEFA por el caos en el aeropuerto de Berlín

Prisas entre los culés para colarse en un avión de vuelta a Barcelona

El Barça presenta una queja a la UEFA por el caos en el aeropuerto de Berlín
El Barça presenta una queja a la UEFA por el caos en el aeropuerto de Berlín

Prisas entre los culés para colarse en un avión de vuelta a Barcelona

Tras la euforia por la quinta Champions del Barça, llegó el caos. El viaje de vuelta de Berlín a Barcelona no ha sido nada fácil ni cómodo para muchísimos aficionados culés por culpa de los retrasos de hasta dos horas y las cancelaciones en los vuelos de regreso a la ciudad condal en el aeropuerto Schönefeld de Berlín.

Unos 5.000 aficionados han sido confinados en un hangar entre la 1 y las 5 de la madrugada a la espera de ser colocados en algún vuelo de regreso. Sin ningún tipo de control, los culés han tenido que correr y hacer largas colas para colocarse en el siguiente avión que salía. Las personas con discapacidad han sido las más afectadas.

Ni control, ni megafonía, ni jardineras

El Barça ha presentado una queja formal a la UEFA para denunciar que las autoridades berlinesas han incumplido las condiciones establecidas para la salida de los socios y seguidores azulgranas de la capital alemana a lo largo de esta madrugada. Además, el Club también ha denunciado que no funcionaba el servicio de megafonía del Exhibition Center y los precios abusivos de servicios básicos como las botellas de agua.

Entre otros, cabe señalar importantes retrasos causados por el hecho de que las autoridades aeroportuarias sólo habían habilitado cuatro jardineras para desplazar los socios y seguidores hasta los respectivos aviones asignados, un número insuficiente para dar servicio a los viajeros.

Ningún responsable a quien quejarse

Especialmente criticable fue que el personal de la agencia oficial de viajes del Club en ningún momento pudo contactar con ningún responsable del aeropuerto ni tampoco de la UEFA en la terminal para poder trasladar las quejas y resolver las incidencias.

Foto: Pere Areñas