Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Y ahora nos dicen que los Ultras Sur son malos

Y ahora nos dicen que los Ultras Sur son malos
Y ahora nos dicen que los Ultras Sur son malos
De las pocas decisiones aplaudidas por unanimidad que tomó Joan Laporta hay que contar en ella la prohibición de acceso al Camp Nou de los Boixos Nois. Decir...

De las pocas decisiones aplaudidas por unanimidad que tomó Joan Laporta hay que contar en ella la prohibición de acceso al Camp Nou de los Boixos Nois. Decir no a los violentos, dejarlos fuera de la vida del club recibió el elogio general del fútbol español. 

Pero que todo el mundo lo aplaudiera no quiere decir que todo el mundo siguiera el mismo camino. En el Real Madrid los Ultras Sur siguieron existiendo y asistiendo al Bernabéu con toda normalidad. Hasta que Florentino dijo basta. El presidente blanco decidió a finales de 2013 que la facción más violenta del grupo era ya demasiado peligrosa y los dejó fuera del estadio.

Y hoy en día desde los medios afines al presidente lo están colocando en el altar. Nos están vendiendo un Florentino valiente, que ha decidido acabar con los violentos. Como si los Ultras Sur hubieran aparecido hace dos días. Como si Florentino hubiera llegado a la presidencia antes de ayer. Y no. Florentino es presidente (con el paréntesis 2006-2009) desde el año 2000. Y hasta su 11º año de mandato no se ha decidido a hacerlo.

El mismo presidente que ahora los saca fuera les permitió tener acceso a Mourinho el día de su despedida

Ahora mismo los Ultras Sur están divididos. La facción más violenta, que se quedó con el liderazgo del grupo, no entra en el estadio y pita el presidente. Han colgado pancartas en la ciudad y atacan constantemente el presidente con gritos de dimisión. Pero también hay una facción tradicional, la de los veteranos (algunos fundadores) de Ultras Sur, que han derivado en otros grupos y que sí entran en el estadio.

Sea como sea, resulta sorprendente que ahora el Madrid coja la bandera de expulsar a los violentos del estadio. El mismo presidente que ahora los saca fuera les permitió tener acceso a Mourinho el día de su despedida. El club dio el visto bueno para que Ultras Sur hiciera un pequeño homenaje al portugués al terreno de juego. Entonces todo eran facilidades para que los Ultras remaban a favor. Era momento de defender Mourinho. La filosofía del "Tu dedo nos Señal el camino" iba con ellos. Pero Mourinho se marchó. Y ahora han resultado molestos. Ya molestan. Y se va fuera. 

Son violentos, sí. Deben estar fuera sí. Pero que tampoco nos vendan la buena decisión como un ejemplo, para que éste llega tarde. 12 años después de mandato, ahora sí, Florentino, hace lo que Laporta cumplió en pocos meses.