Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Tocado y casi hundido

Opinión de Pol Gustems, desde Manchester

Tocado y casi hundido
Tocado y casi hundido

Opinión de Pol Gustems, desde Manchester

El Manchester City que se encontrará el Barça este miércoles en la Champions League es un equipo con el orgullo herido que ha tocado fondo en la competición doméstica. El sueño de repetir corona en la Premier casi se ha desvanecido. Si antes del partido de ida la sensación que desprendía el conjunto de Pellegrini era la de haberse reencontrado con su identidad, esta vez llega perdido y desorientado. No sabe dónde agarrarse para volver al camino del éxito.

Un milagro en el Camp Nou es la única manera que tendría Pellegrini para utilizar con acierto la palabra progreso

La actuación de ayer en Turf Moor contra el Burnley no estuvo a la altura. Aunque Pellegrini quisiera calificar como "normal performance", justificando que perfectamente hubiera sido suficiente para ganar, la realidad es que los citizens nos tienen acostumbrados a demasiadas tardes incompletas. Con unos cuantos retoques y un año de experiencia, el proyecto del técnico chileno no ha mejorado como se esperaba. De hecho, esta temporada ha repetido semana tras semana actuaciones discretas, contando con los dedos de una mano los partidos donde realmente ha resultado convincente. Un milagro en el Camp Nou, por sensaciones previas parece improbable, es la única manera que tendría Pellegrini para utilizar con acierto la palabra progreso.

Lo que resulta más preocupante del todo por el equipo inglés es que ninguna de sus estrellas pasa por su mejor momento. Yaya Touré, ausente en la ida de Champions, se mueve con demasiada lentitud y no transmite suficiente energía.

Yaya Touré, ausente en la ida de Champions, se mueve con demasiada lentitud y no transmite suficiente energía

Vincent Kompany, antes de ayer uno de los mejores centrales de Europa, está inmerso en una espiral de errores defensivos sin fin. Y el Kun Agüero, el más diferente de todos, parece triste porque después de la lesión no sabe cómo encontrar su mejor versión.

Tocado y casi hundido, utilizando el casi sólo como cobertura, el City que visitará el Camp Nou no es el rival temible que podría haber sido. Ahora bien, seguro que intentará el milagro. Rara vez los jugadores del City no han competido en un partido grande. Más débiles, sí, pero no inofensivos.