Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Propósitos para el 2015

Xavier Ginesta repasa el 2014 en clave azulgrana y dibuja los propósitos para este nuevo año

Propósitos para el 2015
Propósitos para el 2015

Xavier Ginesta repasa el 2014 en clave azulgrana y dibuja los propósitos para este nuevo año

| #492567211 Getty Images

El año 2014 no pasará a la historia del FC Barcelona como un año próspero. Al contrario, seguramente lo recordaremos como un año de aquellos de "paso", entre un proyecto futbolístico y otro. El 2014 será recordado como el año en que el presidente Sandro Rosell dejó la nave y Josep M. Bartomeu tuvo que tomar el timón; una nave, precisamente, que perdía el capitán en un entorno de incertidumbre y con tsunamis en el horizonte.

En 2014, el Barça ha recuperado su condición de club "terrenal"

El año 2014 es el año que el Barça ha recuperado su condición de club "terrenal", cuando la culerada da cuenta de que no siempre se hacen las cosas bien -al menos, a ojos de los tribunales. Este año que ha terminado ha esfumado, por algunos, esa la imagen mágica del "más que un club" asociando la organización a valores universales, sobre todo cuando se ha puesto de manifiesto que esto de Qatar tiene pocas luces y demasiadas sombras.

No tengo ninguna duda de cuáles deben ser los propósitos para este 2.015.

Primero. Conseguir que la afición se reconcilie con un equipo que hoy todavía no tiene un estilo de juego definido. Los aficionados quieren ir al campo sabiendo cuál es el once de gala, o en todo caso sabiendo qué filosofía de juego tiene el equipo. En 2015 debe ser el año Luís Enrique, con letras mayúsculas, haciendo honor a la que, como jugador, este hombre también aportó al club: compromiso, trabajo y pundonor.
 
Segundo. La estabilidad institucional es esencial para aspirar a los éxitos deportivos. El proyecto Bartomeu tiene poca musculatura, o chirría si se la analiza en lupa. Demasiado directivos, ha trascendido, tienen discrepancias en cómo el presidente y sus hombres de confianza llevan el día a día del club. Cambios de organigrama poco razonados y demasiado inestabilidad al frente de la comunicación de la entidad. Recuerdo, ahora, el profesor Joan Costa: "La comunicación es el sistema nervioso central de toda organización".
 
Tercero. El lavado de cara, de puertas afuera, de la entidad es importante. La inestabilidad institucional, y la de algunos sus últimos socios (por ejemplo, el mismo gobierno de Qatar) ha perjudicado la marca Barça, aunque se sigan vendiendo camisetas a raudales. En 2015, que comenzarán interesantes procesos de renovación del pool de patrocinadores, es el año para volver a hacer valer el "más que un club", en el mundo.

Xavier Ginesta. Periodista y profesor del Departamento de Comunicación de la Universidad de Vic-Universidad Central de Cataluña