Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Pánico Messi

Pánico Messi
Pánico Messi
"Si fuera por mí, me quedaría siempre. Pero como dije no hace mucho, no siempre se da todo lo que a uno le gusta. Y más al fútbol, que es tan cambiante...

"Si fuera por mí, me quedaría siempre. Pero como dije no hace mucho, no siempre se da todo lo que a uno le gusta. Y más al fútbol, que es tan cambiante y que pasan tantas cosas. Es complicado, y más en los momentos que está pasando hoy el Barcelona".

La cantidad de interpretaciones a las cuales invitan estas declaraciones pueden llegar a ser enfermizas. Por un lado, se intuie la intención de Messi de seguir en el Barça -no sabemos hasta cuando- , de la otra, hay cosas que siguen sin gustar al argentino y que pueden condicionar -si es que no lo están haciendo desde hace tiempo- la fidelidad azulgrana del 10.

Ahora bien, ¿hacía dónde apuntan sus palabras? Teniendo en cuenta los precedentes, parece que la directiva tiene muchas opciones de ser a quien se dirige el mensaje. A pesar de ser renovado a mediados de mayo y con la etiqueta de ‘jugador mejor pagado del mundo’, es conocido que la relación entre jugador y Junta está lejos de pasar por su mejor momento.

En la misma entrevista concedida al diario Olé, Messi asegura que “desde el año pasado yo también recibo críticas, cuando no llegan los resultados… desde fuera parece fácil pero no lo es”. A pesar de aceptar la situación, seguro que a Messi -generalmente venerado por la afición- no le gusta sentirse parte del foco del equipo cuando las cosas no funcionan.

Y como tercer elemento, el equipo. Nadie duda que, como bien dice Messi, “tenemos jugadores para hacer cosas importantes, necesitamos calma”. Una calma que cada vez cuesta más de generar después de casi dos temporadas donde el Barça ha dejado de ser tan poderoso en los duelos directos y donde su hegemonía se ha ido erosionando -seremos oportunistas- partido a partido.

Si a esto le sumamos que las palabras llegan desde Manchester, donde Messi jugó ayer, y desde donde no le faltan novias, la situación podría adoptar un aroma dramático para los culés. Y digo podría, porque estaremos de acuerdo que Messi es el mejor jugador del mundo por lo que hace en el césped y no ante los micrófonos.

Es lógico pensar que Messi no acabará su carrera en el Barça, de hecho, pocos jugadores lo han hecho. Del mismo modo, es fácil pensar que el Barça no se permitirá el lujo de perderlo a sus 28, 29, o 30 años. Y como de costumbre, el mejor remedio para la enfermedad es que deportivamente hablando, la cosa funcione. Hará falta paciencia porque las cosas se vayan calmando y que todo el mundo reme hacia la misma dirección. Cuánto trabajo, ¿no?