Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Luis Enrique, siempre de menos a más

Es habitual que los equipos de Luis Enrique acaben la liga mejor que la empiezan

Luis Enrique, siempre de menos a más
Luis Enrique, siempre de menos a más

Es habitual que los equipos de Luis Enrique acaben la liga mejor que la empiezan

Luis Enrique

| ©Getty Images #458239168

Pasados 4 meses del aterrizaje de Luis Enrique en el banquillo del Barça, el asturiano está pasando el momento más complicado. Dos derrotas seguidas en liga (la primera fue en el Bernabéu) han dado rienda suelta a las voces críticas, tanto del barcelonismo (siempre exigente y pendular) como del exterior (que tenían ganas de poder criticar al Barça y a Luis Enrique, una de las bestias negras del madridismo). Pero si lo miramos con un poco de perspectiva, no es extraño que a los equipos entrenados por Luis Enrique les cueste coger el tono y acaben las temporadas mejor que no las empiezan. Ahora bien, no olvidemos que el Barça ha sido las primeras 10 jornadas líder, una posición imposible de superar.

Temporada 2008-09, Barça Atlètic en 2ª B

Luis Enrique comenzó su trayectoria en el Barça Atlètic (nombre que tenía entonces el filial del Barça) con una derrota, en el campo del Santa Eulalia, por 1 a 0 y el segundo partido, en casa contra la Grama, lo ganó por 2 a 0. En la jornada 9, sin embargo, sólo había sumado 7 puntos gracias a 2 victorias y 1 empate, y era penúltimo de la clasificación. A partir de este momento, enlazó desde la 10ª jornada hasta la 22ª sin perder ningún partido. Y desde la 24ª a la 38ª (el tramo final de la temporada) sólo sufrió una derrota. El Barça Atlètic acabó 5º de la 2ª división B.

Temporada 2009-10, Barça B en 2ª B

El segundo año de Luis Enrique en el filial azulgrana (ya rebautizado Barça B) comenzó con 2 derrotas en los 3 primeros partidos; y en la 6ª jornada, sólo había sumado 1 victoria (en el campo del Gava, por 1 a 3) y 3 derrotas . A partir de ahí, el técnico consiguió alterar el rumbo del equipo y sumó 12 victorias y 2 empates, entre la jornada 7 y la 20. Esta racha hizo que, después de haber sido último en la 3ª jornada, el Barça B se pusiera 16º en la 6ª y fuese 2º en la 17ª. En esta posición de subcampeón acabó la temporada y accedió al play-off de ascenso a 2ª A, donde eliminó al Poli Ejido, al Jaén y al Sant Andreu y obtuvo la plaza para la división de plata.

Temporada 2010-11, Barça B en 2ª A

En las 42 jornadas de la 2ª A (categoría donde competían 22 equipos) que disputó el Barça B, estuvo en la peor posición en la 3ª jornada: 11º. Aunque en buena parte de la temporada osciló entre el 4º y el 7º lugar, después de la jornada 25ª 3 derrotas y 1 empate en 5 partidos lo hicieron bajar hasta el 9º lugar. Pero una buena racha de 4 victorias escaló el filial azulgrana a la 4ª posición. Finalmente acabó 3º, una clasificación que (si no fuera porque legalmente no podían hacerlo) les habría permitido luchar por el ascenso a la 1ª división.

Temporada 2011-12, Roma en la Serie A

Desde la 2ª división española, Luis Enrique se fue a la Serie A italiana. El técnico comenzó su experiencia en una 1ª división con 2 empates y 1 derrota, aunque la Roma ganó la 1ª jornada (ese partido no se disputó hasta diciembre). El equipo giallorosso estuvo navegando durante la temporada entre la posición 10ª y la 4ª, hasta que se estabilizó en la 6ª. En el tramo final de la competición, después de alcanzar la 5ª posición en la jornada 28, experimentó un pequeño pinchazo y terminó 7º.

Temporada 20013-14, Celta en 1ª

Tras un año sin sentarse en ningún banquillo, el Celta de Vigo llamó a la puerta de Luis Enrique para que intentara estabilizar el equipo en la máxima categoría de la liga española, ya que el año anterior estuvo a punto de bajar... y se salvó in extremis. La aventura comenzó con 3 empates y 1 victoria en los 5 primeros partidos de liga, lo que situó el Celta en la parte baja de la primera mitad de la clasificación hasta que 4 derrotas consecutivas le hicieron bajar a la 9ª posición. De la jornada 10 hasta la 22, no logró estabilizar el equipo, que combinaba victorias de mérito (0-5 en el campo del Málaga, por ejemplo) con derrotas claras (3-0 en el Bernabéu). A partir de la 22ª jornada, el Celta quedó fijado entre la 11ª y la 12ª posición, pese a que tuvo que enfrentarse a los dos favoritos al título (con el At. Madrid perdió por 0 a 2 en Balaídos y con el Barça, 3 a 0 en el Camp Nou). El tramo final fue muy bueno, y el equipo entrenado por Luis Enrique sumó 4 victorias en 5 partidos (que incluye un 2 a 0 al Madrid en Vigo) y terminó 9º en la liga.