Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Los motivos del tropiezo del City

La derrota contra el Arsenal es un paso atrás para los hombres de Pellegrini en la lucha por la Premier League

Los motivos del tropiezo del City
Los motivos del tropiezo del City

La derrota contra el Arsenal es un paso atrás para los hombres de Pellegrini en la lucha por la Premier League

| gettyimages #461777452

En un abrir y cerra de ojos, si dentro de dos semanas el Chelsea consigue ganar al Manchester City en Stamford Bridge, se habrá situado 8 puntos por encima de los sky blues en la Premier League. No lo habrán ganado pero el golpe sobre la mesa sería potente. Los hombres de Pellegrini sin embargo no habrán pecado en demasía. No hay crisis en el próximo rival del Barça en la Champions League. Sólo dos malos resultados: un muy mal día contra el Arsenal (0-2) y dos puntos que se te pueden escapar en Goodison Park contra el Everton, un rival en horas bajas pero difícil de batir en su casa (1- 1).

La sensación ayer en el Etihad Stadium es que el conjunto de Manuel Pellegrini le faltó fútbol. Normalmente cuando el City obtiene un mal resultado se explica por falta de acierto de cara a portería, sobre todo cuando Agüero no está, o porque se han visto tan superiores al rival que se han acabado despistando. Ayer, contra un Arsenal sorprendentemente ordenado en defensa, el City no encontró la forma de llegar a portería y crear ocasiones claras de peligro. Algo extranyíssimo, muy poco habitual y que podríamos explicar de la siguiente manera.

Los tres futbolistas más creativos del Manchester City son Yaya Touré, Samir Nasri y David Silva. Los tres son vitales para que el juego sea fluido y la posesión y control del juego sean del City. El primero está en la Copa de África y su sustituto, Fernandinho, a pesar de tener llegada, no tiene tanta imaginación para filtrar pases. Samir Nasri se lesionó la semana pasada y estará casi un mes de baja. Y David Silva, el encargado máximo de gobernar el partido, cayó en la trampa de Arsène Wenger. Como reconocieron los futbolistas del Arsenal al término del encuentro, la táctica defensiva del entrenador francés tenía un primer y clarísimo punto: desactivar el juego entre líneas de Silva. El canario no entró prácticamente en juego. Una pista excelente para Luis Enrique. Cuando quedaba media hora Pellegrini introdujo a Frank Lampard para que ganara un socio, pero encajaron el segundo gol y ya no estuvieron a tiempo.

Con los tres focos de creatividad tapados y los otros dos jugadores claves de la plantilla, Kompany y Agüero, volviendo de lesión y sin ofrecer su mejor nivel, el Manchester City dio una imagen que no se corresponde con lo habitual. Su mes de diciembre fue casi perfecto, con 5 de 6 victorias en la Premier y con Pellegrini llevándose el trofeo de mejor manager del mes. Son un equipo más maduro que la temporada pasada, con pocos cambios en la plantilla y todos parece que para mejor. El último, la llegada del fortísimo delantero Wilfried Bony. Sin embargo, para gobernar al Barça, o intentar tener el máximo control del partido posible, les será necesario que los tres hombres de los que hemos hablado antes estén disponibles y además, inspirados. Con sólo uno, como ocurrió ayer con Silva, incluso el Arsenal les puede desactivar.