Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

Enriquecer la idea

Cuando Messi juega de falso nueve, el juego es más posicional. Si juega en la derecha, el equipo ataca más vertical

Enriquecer la idea
Enriquecer la idea

Cuando Messi juega de falso nueve, el juego es más posicional. Si juega en la derecha, el equipo ataca más vertical

Atlético de Madrid - Barça

El partido contra el Atlético de Madrid invita a ver la expresión más vertical y más afilada del Barça. Esto sin embargo, no quiere decir que los azulgrana desarrollen a partir de ahora este juego cada día. De hecho, no es un cambio de ideas, sino que es enriquecer la idea.

Los partidos se prepararon de cine y Luis Enrique le pasó la mano por la cara a Simeone. Y es que Luis Enrique ve el fútbol más vertical. Además, tener la delantera Messi, Suárez, Neymar condiciona mucho y el objetivo es que les llegue el balón como antes mejor. Sin embargo, debemos recordar que no es una expresión definitiva. No es un cambio de modelo, ya que el Barça no podrá jugar siempre así, y de hecho, Luis Enrique no lo pretende. El equipo se mueve más en vertical que en horizontal, prepara ataques cortos y verticales.

A pesar de la gran primera parte, el equipo debería saber seleccionar más el momento de correr. Es innegable que el equipo está dando los primeros pasos y todavía está en pañales, pero debería encontrar un punto más de equilibrio. Durante los primeros cuarenta y cinco minutos, estuvo demasiado abierto. Está claro que el equipo se encuentra más preparado que antes para afrontar partidos abiertos, pero habría salido beneficiado si se hubiera prescindido de un punto de ritmo.

El estilo

Ganó el Barça el partido a la manera del Atlético? Sí, pero con matices. Los de Luis Enrique no retrocedieron, como sí lo hacen los colchoneros. Uno de los cambios es el protagonismo de los medios. El equipo no tiene problemas para saltar esta línea y contactar directamente de la defensa a la delantera. De hecho, si se pudiera saltarse la siempre, lo haría.

Sin embargo, el Barça necesita un punto de control, ya que quiere tener el balón y quiere atacar. En la comparativa, sería coherente decir que el Barça de Guardiola no haría tan bien lo que hizo el equipo de Luis Enrique ante el Atlético. En cambio, posicionalmente, el equipo del asturiano ataca peor que el de Guardiola.

Por otra parte, si el Madrid contraataca por sistema, el Barça no lo hará. Si la expresión reconocible del Madrid es jugar con espacios, la de los azulgrana es ser protagonistas y tener el balón en campo contrario. De la misma manera que el Madrid a principio de temporada elaboraba más, Luis Enrique también busca recursos para expresarse en el espacio.

Nombres propios

Interiores

El calendario ofrecerá partidos de todos los colores y cada uno tendrá su momento. Para desplegarse en la ida y vuelta, Rakitic, Rafinha y Sergi Roberto parecen los jugadores ideales. De hecho, Rakitic es fundamental para juntar al equipo. Iniesta y Xavi no están preparados para hacerlo, pero están capacitados para dar un punto de control en el equipo y poder seleccionar mejor los ritmos.

Messi

La posición de Messi es clave. Cuando el argentino juega de falso nueve, el juego es más posicional. En cambio, cuando el 10 juega a la derecha, el equipo ataca más vertical y Messi se siente más cómodo en la banda y tiene más ventaja. El equipo está relacionado y elaborado para que Messi juegue en banda mirando adelante y mirando hacia la delantera cuando reciba la pelota. Si juega de falso nueve, mira atrás, mira hacia los interiores y a veces baja demasiado atrás a buscar el balón.

Cuando Messi se encuentra de falso nueve, el equipo necesita más elaboración. Este equipo no está preparado para elaborar tanto, y Messi debe girarse para encarar y no tiene tanto tiempo. Pero si se encuentra cerca de la línea de banda, tiene también la capacidad de ocupar el carril central para empezar la contra.