Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

El menú de Luis Enrique

Laia Tudel nos presenta la mejor receta

El menú de Luis Enrique
El menú de Luis Enrique

Laia Tudel nos presenta la mejor receta

Si fuera Luis Enrique organizaría una comida para todo el mundo, sobre todo para aquellos que ya no creen en él. No hablaría de fútbol, sólo les cocinaría un menú muy especial: 


Para empezar un chupito de gelatina de tila, el mismo que les ofreció Rijkaard en enero del 2004 cuando el Barça se puso a 18 (!!) puntos del Madrid. 

Acompañado de una picada de nueces que van bien para la memoria. Llegan directas de Munich y en la etiqueta se puede leer: “Guardiola sólo hace dos temporadas y media que se ha ido”. (Ahora un comensal de la mesa se levantará y dice: “También podríamos haber dado estas nueces con el Tata”)

Cierto, pero los frutos secos de Munich no encajan con este churrasco. 

Instantes  después es el momento de rotar platos, ahora toca la sopa. Hay uno que siempre se queda sin, Gerard espabila! - le dice el del al lado. Mientras otro lo tranquiliza, no te va a dejar sin comer, te necesita. Él también se quedó sin platos con Van Gaal y después fue capitán del Barça. 

El segundo plato es la clave del éxito, de él depende que los invitados se vayan contentos a casa. Es la filosofía del menú, la impresión que se llevaran de esta reunión. Pero también es el que cuesta más de hacer. Cualquier buen estofado necesita horas de cocción y días de pruebas (menos cebolla, el pimiento lo tengo que poner antes, me he pasado con la sal..). Si no te dejan hacer estas pruebas y te exigen resultados brillantes el primer día estás más cerca de decepcionar que de sorprender.
 
No olvidemos el maridaje. A menudo una comida justita mejora a medida que las copas de vino se llenan. Es el momento del brindis. Lucho, esfuérzate un poco, eres el anfitrión, el líder de la mesa, tienes que decir 4 palabras, busca la empatía y serán tuyos. 

Continuamos con los postres. Fácil. Tienes los mejores, parecen sacados de la cocina del Celler de Can Roca, pero son sudamericanos, de Uruguai, de Argentina y de Brasil. Sólo necesitas escoger bien el orden en que van a ser servidos y su envoltura.
 
I ahora ya te puedes relajar....

Ah! pero tampoco olvidemos una cosa, el recuerdo de una buena comida dura unos meses. Tendrás que ir invitándolos más siendo consciente que las expectativas cada día serán más altas.