Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

El incendio avanza y el bombero Ancelotti no encuentra la manguera

El incendio avanza y el bombero Ancelotti no encuentra la manguera
El incendio avanza y el bombero Ancelotti no encuentra la manguera
Después de la 'Décima', Florentino Pérez decidió seguir jugando a director deportivo. Apoyándose en los resultados del último curso se vio invencible. Y...

Después de la 'Décima', Florentino Pérez decidió seguir jugando a director deportivo. Apoyándose en los resultados del último curso se vio invencible. Y empezó fichando (Kroos, James y Keylor) pero después tuvo que compensar la caja. Y la compensó a peso. Di Maria y Alonso salieron, por diferentes razones, pero dejando un incendio.

Un incendio que se hizo evidente hace 15 días en Anoeta. Aquella derrota encendió todos los rastrojos resultantes de los cambios a la plantilla. Florentino se tuvo que apresurar a salir ante la prensa para lucir números. Sacar pecho con el dinero y esperar que ganando el derbi el fuego se apagara a solo.

Pitada monumental, histórica e inédita a Casillas

Pero llegó el derbi de Madrid y el Atlético se plantó en el Bernabéu con gasolina. Incendios diversos para descontrolar el fuego. El 0-1 enterró a Casillas. Sin tener culpa directa fue acusado públicamente. Pitada monumental, histórica e inédita para el portero, antes ídolo. El segundo gol, el de Arda Turan, ya repartió las culpas, y los silbidos ya se dirigían incluso al palco. Gritos contra Florentino, lo nunca visto.

Y el presidente lo tiene que fiar todo a Ancelotti. Esperar que el martes se golee al Basilea. Y sobre todo, sobre todo que el sábado se gane en A Coruña. Porque estando ya a 6 puntos del Barça, que Dios nos guarde de pinchar en A Coruña. Sería dramático. Por qué? El día siguiente de aquel partido el Madrid celebra la asamblea general ordinaria de socios. Y la cosa que menos tolera Florentino es la crítica. Exponerse a que, públicamente, se le cuestione su gestión, no entra en su cabeza.

El incendio se tiene que apagar antes y todo depende de Ancelotti. Pero el italiano no encuentra la manguera. De momento, levantando la ceja no se ha resuelto.