Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

El guardaespaldas de Luis Enrique

Luis Enrique ha prescindido de Sergio Busquets en la ida de semifinales contra el Villarreal

El guardaespaldas de Luis Enrique
El guardaespaldas de Luis Enrique

Luis Enrique ha prescindido de Sergio Busquets en la ida de semifinales contra el Villarreal

Luis Enrique ha prescindido de Sergio Busquets en la ida de semifinales contra el Villarreal, aunque considerarlo "un jugador casi perfecto". El técnico ha apostado por Mascherano, acompañado de Rafinha y Andrés Iniesta. Y es que el Villarreal generó problemas al Barça en Liga al contragolpe con Vietto, Cherysev y Giovani. Por este motivo, Mascherano ha sido el titular: "tener más velocidad nos iba bien", explicó Luis Enrique.

El peligro del Villareal

"La dificultad que genera el Villarreal es cuando sale al contraataque" confesaba Luis Enrique. Sin lugar a dudas, Mascherano ha minimizado la virtud de los amarillos. Uno de los elementos a tener en cuenta era gestionar la capacidad para desplegarse del Villarreal. Se ha cumplido con nota. Tal como ha explicado nuestro analista Ricard Torquemada, "Mascherano ha respondido a la exigencia del partido y ha cubierto las ayudas defensivas en espacios abiertos".

La inteligencia táctica de Mascherano

Contra el Villarreal, Mascherano se ha convertido en el tercer central en fases de partido, cuando Mathieu o Piqué salían a la presión de Vietto o Giovani que venían a recibir entre líneas. En este momento, Mascherano incrustaba en línea defensiva convirtiéndose en central y de esta manera evitar los balones largos del Villarreal.

En esta imagen se puede ver como el Barça atacaba con tres delanteros, dos volantes y dos laterales. Mascherano, Piqué y Mathieu vigilan las espaldas, también debido a la defensa hundida del Villarreal.

En esta imagen se puede ver la posición media de los jugadores del Barça en la primera parte.

Del mismo modo, el argentino ha permitido que Alves y Alba incorporaran al ataque con libertad, ya que en todo momento ha estado pendiente de las espaldas de uno y otro.

La defensa del Villarreal, el ataque del Barça

Por otra parte, el repliegue del Villarreal en campo propio y la voluntad del Barça de atacar y plantar el campo base en campo de los amarillos, hace que el espacio en la espalda de los centrales sea mayúsculo. Esto obliga al pivote defensivo a correr atrás, lo que le cuesta más a Busquets y donde Mascherano se siente más cómodo.

Correr atrás y detener el contraataque. Y es que el argentino, experto en el conocido 'tackle' (tirarse al suelo para robar la pelota), facilita este repliegue del Barça cuando toca correr atrás.

Localización de la posesión al descanso