Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

El Barça sigue viviendo del pasado

La valoración tras la derrota de los azulgrana contra la Real Sociedad

El Barça sigue viviendo del pasado
El Barça sigue viviendo del pasado

La valoración tras la derrota de los azulgrana contra la Real Sociedad

Iniesta derrota
© Getty Images #461024432

El Barça sólo es un buen equipo de fútbol, no un gran equipo. Quizás duele, pero es una realidad que a veces no queremos asumir porque nos pesa el pasado y porque siempre es doloroso no poder estar a la altura de lo que has imaginado y de lo que desearías. Luis Enrique no está haciendo crecer el equipo como sería necesario para un Barça que podrá competir por los títulos sólo si deja de ser lo que es para subir un escalón en el rendimiento. Los futbolistas son lo que son ahora, no lo que han sido hace unos años o lo que serán en un futuro, lo que puede confundir las expectativas de un equipo formado por jugadores erosionados de manera natural y abandonados en una inercia que no han podido revisar ni ellos ni sobre todo la política deportiva del club.

Este equipo no es candidato a los títulos si no crece, y este domingo incluso ha retrocedido unos metros.

La evolución del plan de Luis Enrique ha sufrido este domingo un duro golpe, porque ha denunciado una regresión. Pero no es nuevo que las versiones de Busquets, Xavi e Iniesta no están a la altura, ni mucho menos, de los mejores centrocampistas del mundo actuales; que Luis Suárez no marca diferencias en el remate como debería hacerlo; que Pedro se ha atascado a pesar de algunos espejismos; que Messi no puede resolver él solo la falta de soluciones defensivas colectivas; que Mathieu y Rakitic no han mejorado lo que ya había en la plantilla, como ha ocurrido en casi todos los fichajes de los últimos 4 años; que algunos futbolistas jóvenes no pellizcan las vacas sagradas como sería necesario para mejorar la competencia; que el Barça tiene un nudo en el lateral derecho que no se podrá deshacer en un año y, en resumen, que el Barça sigue viviendo del pasado.

Si no asumimos que sólo somos un buen equipo que quiere competir con los mejores para intentar ganarles, la frustración este año puede ser insoportable.

Lo que sucede ahora no es una sorpresa, es simplemente la confirmación de que este equipo no es candidato a los títulos si no crece, y este domingo incluso ha retrocedido unos metros. El Barça no tiene el nivel de los grandes de Europa y es posible que incluso esté un escalón por debajo del Madrid y el Atlético de Madrid en la liga. El entrenador necesita tiempo para confirmar si puede matizar el modelo para abrir una nueva etapa. La planificación deportiva ha fracasado reiteradamente en la regeneración de una plantilla sobredimensionada, donde los futbolistas vienen de un pasado glorioso o van en un futuro ilusionante, pero donde sólo Messi es de los mejores jugadores actuales del planeta. Si no asumimos que sólo somos un buen equipo que quiere competir con los mejores para intentar ganarles, la frustración este año puede ser insoportable.