Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

CARA A CARA. Pedro tiene sitio en el Barça?

Debate entre Jaume Ramon y Albert Mora sobre el rol del 7 del Barça
 

CARA A CARA. Pedro tiene sitio en el Barça?
CARA A CARA. Pedro tiene sitio en el Barça?

Debate entre Jaume Ramon y Albert Mora sobre el rol del 7 del Barça
 

SÍ (Jaume Ramon)

El Barça nunca ha triunfado sólo con las grandes estrellas. La Copa de Europa de 1992 la ganamos con Nando y Juan Carlos de titulares. La de París tuvo Belleti de protagonista y Larsson de revulsivo. En Roma, Slyvinho jugó los 90 minutos y Puyol se sacrificó de lateral derecho. Y en Wembley 2011, Pedro abrió la lata para ganar la Champions más plácida del Barça.

Está claro que Pedro no repetirá el gran momento de forma de sus inicios con Guardiola pero es indudable que cuando él juega, el Barça tiene un plus de intensidad y presión. Con Messi, Neymar y Luis Suárez de delanteros, el Barça tiene gol, talento y creatividad. Pero Luis Enrique también necesita esfuerzo, sacrificio y entrega. Y Pedro es una garantía en este aspecto. Un jugador que sabe aceptar el rol de suplente y que puede dar muchas variables en partidos puntuales. Ponga un Pedro en su plantilla, no se arrepentirá.

NO (Albert Mora)

Pedro es un jugador que ha caído simpático a la afición del Barça. Corre, lucha, presiona... lucha y corre... Y ya está. Porque marcar, hace mucho que no marca. Y un delantero que destacó por su efectividad goleadora (marcó en 6 competiciones diferentes en 1 año), si no tiene gol no tiene sitio en el Barça. Siguiendo la moda actual, podríamos decir que Pedro es un jugador que estalló y tuvo un buen momento, pero triunfó por encima de sus posibilidades y mostró más juego que el que podía ofrecer.

Pedro es un buen suplente a quien se han dado galones, y se ha generado el espejismo que podría ser clave en el Barça. Cuando se ha tenido alguna oportunidad, no se la ha querido vender, confiando en que se le podría exprimir, y ahora será imposible quitárselo de encima. Una muestra más de que en el Barça no sabemos vender jugadores porque o bien cuando lo hacemos es muy claro que son malos (y no podemos sacar dinero) o bien nos quedamos enganchados hasta que es demasiado tarde, como ha ocurrido con Pedro.