Logo

EL BARÇA DESDE BARCELONA: TODO NOTICIAS

5 razones por las que Rakitic es imprescindible en el Barça

5 razones por las que Rakitic es imprescindible en el Barça
5 razones por las que Rakitic es imprescindible en el Barça
Aunque hace dos veranos el Barça se gastó 157 millones de euros en fichar talento, en un cierto momento pareció que se había malgastado el dinero,...
Rakitic

| Getty Images

Aunque hace dos veranos el Barça se gastó 157 millones de euros en fichar talento, en un cierto momento pareció que se había malgastado el dinero, particularmente después de la derrota contra la Real Sociedad a principios de enero. Esto causó problemas en el vestuario y la rumoreada división entre Luis Enrique y Lionel Messi parecía haber sentenciado el equipo.

Por suerte, el Barça acabó haciendo un año histórico, conseguido ser el primer equipo en ganar dos tripletes. Aunque estoy seguro de que muchos culés hubieran preferido más participación de talentos de la Masía, creo que todo el mundo estuvo contento con los resultados de la temporada pasada.

Pero cuál fue la mejor incorporación de aquella ventana de mercado? Tanto Claudio Bravo como Marc-André ter Stegen demostraron ser sólidos bajo palos. Luis Suárez, que costó 81 millones, tuvo un rol importante en la delantera junto a Messi y Neymar; tras una fantástica temporada en el Liverpool, pareció satisfecho con el papel de soporte y dejar que Messi fuera la estrella.

Sin embargo, intentaré explicar que el mejor fichaje (o al menos mi preferido) de la temporada 2014-15 fue Ivan Rakitic. El croata llegó del Sevilla por un módico precio de 18 millones de euros después de haber ganado dos Europa Leagues. Aquí tenéis unos cuantos motivos para defender esta postura:

1. Ataque más vertical

Rakitic hizo que inmediatamente el ataque del Barça fuera más directo, algo que había faltado el año anterior. Durante las últimas temporadas, el famoso tiki-taka del Barça parecía haber perdido la magia, con un gran número de pases en horizontal. A pesar del liderazgo de Messi y la ayuda de Neymar, quedaba claro que el Barça se había vuelto demasiado predecible.

2. Un buen pasador en largo

Con Rakitic, el Barça logró tener uno de los mejores jugadores en cuanto a pases en largo. Su habilidad de enviar pelotas por encima de la defensa, así como el disparo desde la distancia, añadió sabor a un ataque que había perdido gusto con el tiempo. Rakitic encajó perfectamente al estilo del Barça y, junto con Suárez, aportó esta verticalidad tan necesitada.

3. Amenaza de marcar desde fuera del área

Además de ser uno de los mejores passados ​​a larga distancia, Rakitic también ha demostrado que es bueno marcando de lejos. Un buen ejemplo es el primer tanto contra el Bate Borisov la semana pasada, desde fuera del área. La manera tradicional de marcar del Barça es usar la rápida combinación de pases y, finalmente, hacer entrar el balón en la portería, y forzar la defensa a tener en cuenta un posible pateador lejano hace que haya más espacios.

4. Una actitud nada individualista

La cualidad más importante de Rakitic es que no se cansa nunca y que siempre está dispuesto a ayudar al equipo. En una entrevista con Sid Lowe, Rakitic hablaba del hecho de jugar detrás de Messi, Neymar y Suárez: "Presionamos arriba para ganar el balón a 20 metros de la portería, no a 50, así que los delanteros sólo tienen uno o dos jugadores ante suyo, y no cinco. Si es necesario que el resto corramos 5.000 o 10.000 metros por ellos, lo hacemos. Hay muchos jugadores buenos, pero sólo hay un Messi y hay que cuidarlo. Si puedes hacer que juegue un poco mejor, perfecto".

En un mundo del fútbol en qué las estrellas a menudo están más preocupadas por conseguir éxitos individuales y hacer crecer las estadísticas, las declaraciones de Rakitic llaman la atención. Es esta falta de preocupación por él mismo que ayudó al Barça a ganar el triplete y la MSN marcar la memorable cifra de 122 goles durante la temporada 2014/15.

5. Una auténtica ganga

Fichar a un jugador del calibre y la experiencia de Rakitic por 18 millones es un robo. El croata jugó 51 partidos en todas las competiciones, con 9 goles, 10 asistencias y incontables pases de mérito. Además de sus habilidades atacantes, demostró una presencia defensiva enérgica, cazando balones perdidos en medio del campo, un aspecto clave para la posesión que requiere el estilo del Barça. Y ¿quién ha olvidado su actuación en la final de Champions, encauzando la victoria contra la Juventus en el minuto 4?

Por Jacob Rogers, columnista en Barçablog. Síguelo en Twitter: JacobRogersPC.